BILBAO [ 94 470 21 00 ]  - DONOSTIA [ 94 347 42 77 ] - FUNDAZIOA@IDIEZKERRA.ORG
Actividades

Fundación Idi Ezkerra

Inicio Actividades Voces contracorriente El no a la guerra de John Catalinotto
El no a la guerra de John Catalinotto

 004

005 011 024 017 033 026 027 006

Volvimos a decir NO A LA GUERRA con el portavoz del movimiento pacifista en Estados Unidos, John Catalinotto.

La mañana del 11 de septiembre de 2001, John Catalinotto se quedó en casa para terminar un artículo que estaba escribiendo, y no fue a su oficina en las Torres Gemelas de Nueva York. Desde entonces, dice tener la buena costumbre de llegar tarde a todos los sitios. Sin embargo, el 17 de junio acudió puntual a nuestra cita en el centro cultural Koldo Mitxelena de Donostia, para hablar sobre su lucha desde el movimiento contra la guerra en Estados Unidos.

Su activismo se remonta a la crisis de los misiles de Cuba. Más tarde sería una de las cabezas visibles del movimiento pacifista contra la guerra de Vietnam. Casi 50 años después, sigue en la brecha, y hoy es portavoz del IAC (International Action Center), una organización con sede en Nueva York que es vanguardia del movimiento contra la guerra y responsable de las principales movilizaciones llevadas a cabo en Estados Unidos en los últimos años.

En su intervención, Catalinotto explicó el trabajo que lleva a cabo el movimiento contra la guerra en Estados Unidos, su grado de incidencia ante la opinión pública, y el efecto que esto ha tenido y tiene sobre la política exterior de Washington, tanto en la era Bush, como ahora con Obama.

Nuestro invitado inició su alocución pidiendo disculpas por no poder dirigirse al público en euskera, pero antes de seguir en castellano, lo reivindicó como la lengua de la clase obrera en Estados Unidos.

Desde su fundación en 1992, IAC se ha opuesto a la primera guerra en Irak, y ha estado a la vanguardia contra la conspiración norteamericana para recolonizar el Medio Oriente. “En estos años hemos organizado manifestaciones, acciones directas, actos públicos, tribunales de crímenes de guerra, y campañas varias contra la política estadounidense de ocupación en Irak, Afganistán, Haití, Yugoslavia, etc. También mantenemos activa la solidaridad con el pueblo palestino y la defensa de su causa, incluido el derecho al retorno”.

Catalinotto afirmó que “los medios de comunicación corporativos y controlados por la clase dirigente estadounidense y europea no publican la verdad sobre la oposición a la guerra en Estados Unidos”, y para ello mostró algunas fotografías de las multitudinarias manifestaciones que  han llevado a cabo.

Sobre la lógica militar imperante en Estados Unidos, recordó que “las guerras de agresión no empezaron con el gobierno de George W. Bush. Su padre fue quien lanzó una guerra en toda regla contra Iraq en 1991 con el apoyo de Naciones Unidas. Clinton en 1999, no pudo obtener ese apoyo y entonces se amparó en la OTAN para llevar a cabo su ataque contra Yugoslavia”. Pero afirmó que “Bush hijo fue quien llevó esta barbaridad a un nuevo nivel: atacó Irak sin respaldo de la ONU y ni siquiera de la OTAN amparándose en su particular guerra contra el terrorismo". Para nuestro invitado, la decisión de invadir Irak responde a intereses económicos, y se construyó una gran mentira ante la perspectiva de los inmensos beneficios que reportaría una rápida victoria en Irak.

 Para ilustrarlo, señaló como “un estudio publicado en 2008 sobre el papel de los medios de comunicación en ese contexto prebélico, contabilizó 935 falsas afirmaciones hechas entre el 11 de septiembre de 2001 y el 19 de marzo de 2003 por la administración Bush para engrasar el camino hacia la invasión. ¿Armas de destrucción masiva? ¿Saddam Hussein colaborando con Al-Qaeda? Todo mentiras para justificar la invasión. Siete años más tarde, la ‘rápida victoria’ en Irak se ha convertido en una sangría, y con ello ha crecido también la oposición dentro de Estados Unidos”.

En todo caso, Catalinotto aseguró que “la población de EEUU siempre ha estado contra la guerra. Según las encuestas, la mitad de la población se opuso desde el principio, y luego ese rechazo ha llegado hasta el 70%. Lo que ocurre es que hasta 2005 no era una oposición activa en las calles. Nosotros conseguimos canalizar esa demanda social y hacer que saliera a la luz”.

Sobre las esperanzas depositadas tras la llegada de Barack Obama a la Casa Blanca, el veterano activista señaló que “las ilusiones de mucha gente pacifista en Estados Unidos se han ido al suelo. Todo el mundo veía en Bush al responsable de la guerra, como un personaje bruto, egoísta, sin principios, controlado por las grandes corporaciones. Por eso, muchos pensaron que la situación cambiaría con Obama. Pero las guerras siguen, aún cuando las justificaciones que se hacen se han vuelto más refinadas y la jerga patriótica no es tan obvia. De hecho, Obama está poniendo aún más dinero en manos del complejo militar-industrial-banquero y ha ampliado los frentes abiertos a Pakistán, Yemen, y la amenaza permanente sobre Iran”.

Catalinotto también explicó el rechazo a la guerra en el contexto de crisis económica que padecemos al afirmar que “las guerras en el exterior y la miseria económica en casa no pueden verse de manera separada. Son las dos caras de la misma moneda. En ambos casos, la clase depredadora de los explotadores súper ricos se sirven del estado para proteger y garantizar sus monstruosas ganancias mientras esperan que los y las trabajadoras en uniforme o en ropa civil pongan su dinero y su vida en peligro”.

Por eso, aseguró que “la lucha va a continuar dentro de Estados Unidos, y en ello tienen un papel muy importante, cada vez mayor, la lucha estudiantil, y de la población inmigrante”. Finalmente, apeló a la solidaridad internacional para animar a que también aquí continuemos con esa pelea, y acabó su intervención en euskera con un contundente Gerrarik ez! (no a la guerra!).

Mira el vídeo de su entrevista en ETB 

 


Desarrollado por Logo de erreMedia